Gaona, Abogacía y Consultoría

Todo lo que debes saber para certificar tu Startup

España cuenta con una ley pionera para el fomento del ecosistema de empresas emergentes. No obstante, solamente cinco startups andaluzas están certificadas como tal.

La Empresa Nacional de Innovación (ENISA), organismo público encargado de otorgar la certificación, cuenta actualmente con 103 startups certificadas, desde que en julio se publicaron los requisitos necesarios para el registro. De estas, solamente cinco se encuentran en Andalucía -tres en Málaga y dos en Sevilla-.

Mapa de ENISA
Mapa de ENISA sobre las Startups registradas en España.

El despacho de referencia en Andalucía, Gaona, Palacios y Rozados Abogados, asociado a RocaJunyent, busca asesorar a sus clientes y apoyar al tejido empresarial andaluz al explicar los pasos necesarios para obtener el certificado.

Nuria Rando, abogada perteneciente al departamento de Derecho Mercantil y Derecho Digital, indica que hay dos modalidades de emprendimiento por el que solicitarlo: el innovador y el escalable.

Emprendimiento innovador

Las empresas emergentes calificadas como de ‘emprendimiento innovador’ son, según señala Rando, “aquellas que buscan resolver un problema o mejorar una situación mediante el desarrollo de productos, servicios o procesos que lleve implícito un riesgo de fracaso tecnológico, industrial o en el propio modelo de negocio”.

De igual forma, la abogada indica que “este requisito se entenderá automáticamente cumplido cuando la empresa cumpla al menos una de las condiciones marcadas”. Dichas condiciones son:

  1. Los gastos de I+D+I representen al menos un 15% del gasto total.
  2. Haber sido beneficiaria de inversión, financiación o ayudas públicas para el desarrollo de proyectos de I+D+I o emprendimiento innovador.
  3. Contar con un informe motivado del Ministerio de Ciencia e innovación respecto a su alto grado de innovación.
  4. Contar con bonificaciones en la cotización a la SS por tener contratado personal investigador.
  5. Contar con el sello Pyme Innovadora del Ministerio de Ciencia en Innovación.
  6. Estar certificada por AENOR como Joven empresa innovadora o Pequeña o microempresa Innovadora u otra certificación conforme a la UNE 166.002-Sistemas de gestión de la I+D+I.

Si no se cuenta con ninguno de los requisitos anteriores, ENISA evaluará el carácter de “emprendimiento innovador” si se cumplen alguno de los siguientes aspectos:

  1. Presencia de innovación tecnológica (en desarrollo o explotación) que pueda estar protegida por derechos de propiedad industrial, software o know-how. Se podrá acreditar solicitando un informe a la OEPM.
  2. Presencia de innovación en productos, procesos, servicios y/o modelos de negocio.

Emprendimiento escalable

Por otro lado, Nuria Rando explica que las startups de ‘emprendimiento escalable’ son aquellas con un “alto potencial de crecimiento”.

La abogada indica que “para recibir el certificado de manera automática, la empresa solicitante debe haber firmado alguna póliza de crédito con ENISA en los últimos 3 años, que esté vigente y que no existan incidencias”. La escalabilidad se valora según los siguientes criterios:

  1. Grado de atractivo del mercado: que valora la oferta y la demanda del sector concreto, las estrategias de captación de usuarios o clientes, el crecimiento de la demanda, etc.
  2. Fase de la vida de la empresa: atiende a la implementación de prototipos, el producto mínimo viable o la puesta en mercado del servicio.
  3. Modelo de negocio: estudia la escalabilidad del número de sus usuarios, del número de sus operaciones o de su facturación anual, monetización del proyecto, plan de inversión y su financiación.
  4. Competencia: observa las empresas competidoras y la diferenciación de la solicitante mediante el proceso de análisis conocido como DAFO.
  5. Equipo: plantea la experiencia, formación y trayectoria del equipo que componga la empresa solicitante y la solvencia de los socios.
  6. Contratos con proveedores, suministradores y contratos de alquiler: considera las empresas y profesionales que prestan servicios a la empresa solicitante y su importancia en el proceso de producción.
  7. Clientes: valora el volumen de clientes de la empresa, grado de concentración y su relevancia para la empresa en función de su diversificación.

De igual manera, para recibir el certificado el uno u otro caso la solicitud se debe presentar desde la web de ENISA y, además de acreditar los requisitos anteriores, se deben aportar el CIF, Escritura de constitución, Cuentas anuales del último ejercicio, Certificado de estar al corriente con Hacienda y Seguridad Social, declaración responsable y plan de negocios.

A su vez, Nuria Rando también ha querido destacar la importancia de realizar este procedimiento para poder “beneficiarse de las numerosas ventajas que ofrece”, como puede ser la financiación a través de un préstamo participativo.

Compartir este articulo